...El poder de la música electrónica como nuevo conductor del arte y la psicología colectiva, del pensamiento y de la simbiosis de masas. Referente del desarrollo de las capacidades cognitivas, el sonido digital implica desarrollar conceptos más allá de lo simple, más allá de lo tradicionalmene fácil y vago. Abriendo las puertas a pequeñas variaciones en la percepción, la música electrónica se presenta como la música del futuro, en todas y cada una de sus múltiples y diferentes variaciones...

domingo, 27 de mayo de 2007

We are the night, lo último de Chemical Brothers

Comentábamos brevemente el otro día, aprovechando su presencia en el festival Montreux Jazz de Suiza, que Los Hermanitos Químicos, aka The Chemical Brothers, estaban con la promo de su último disco: We are the night.

Antes que nada, y si sigue estando utilizable, creemos que algo de este álbum se podía descargar AQUÍ.

(AVISO/DISCLAIMER: Margaritas Digitales no es responsable en absoluto del contenido de este enlace; es un enlace público disponible en Internet, al cual tuvimos acceso mediante búsquedas y terceros. Negamos cualquier responsabilidad sobre su contenido.)


Bien, vayamos con esta joyita...:

Sin duda, EL PEOR DISCO DE LA HISTORIA de los Chemical Brothers. No hay duda.

Tanto si uno esperaba la evolución de los Hermanitos Químicos hacia un terrible término (tal y como parecían indicarlo sus últimos trabajos), como si uno esperaba su evolución hacia una recuperación del estilo y de la calidad, el disco We are the night es una absoluta decepción.


We are the night - cover



Tres temas podrían salvarse de la quema, y (salvo uno) no sin "peros":

-We are the night:
No empecéis a escuchar el álbum por este tema, pues el comienzo promete, con distorsiones y bajos bien conseguidos, parece que uno se dispone a comenzar a gozar de un gran álbum. Pura ficción; falsas ilusiones.
Este track podría pasar la prueba de calidad, pero si no se es demasiado exigente. Entran más loops electrónicos junto a melodías exóticas, y unos vocales simples pero acordes con el tema. Se hace ameno escucharlo, pero se queda más bien en algo suave, recordando ese estilo felizón, qúizás, a producciones de estilo Daft Punk, con mensaje positivo en su melodía y sus coros, o incluso, en cierto modo, a aquel Baba O'Riley de los clásicos The Who.


-Do it again (feat. Ali Love):
Antes de haber visto el videoclip de este tema ya era divertido. Pero después, lo es aún más. Sus vocales y letras no son para menos, pero es que una vez aplicadas a ese delirio en que han convertido el videoclip, uno tiene que reirse.
Este track sigue con los toques exóticos, al igual que We are the night, sonidos con gustillo oriental, aderezados con un reclamo en forma de base electrónica. Es el tipo de mezcla de sonidos que sí se puede achacar a los Chemical. Aunque este acierto no quita que casi todo el resto del disco sea pésimo.

Aquí va el vídeo; y sí, antes de que lo digáis: es calcado al de Ya Mama de Fatboy Slim; ¿guiño? ¿pique? ¿tributo? ¿egolatría? Vean y juzguen:



-Saturate:
Sin ser un trabajo que al escucharlo uno pudiera pensar sin más "esto es de los Chemical!", es un tema de calidad electrónica reconocible. Sin duda, el mejor tema del disco. Apenas etiquetable (como casi todo lo de estos británicos), este Saturate suena francamente muuuy bien. Entrada electrónica, sinte que se mezcla de repente conuna base con hi-hat duro y marcado, y cuatro compases más tarde un redoble revienta en un juego de batería magistral. Sin duda, el mejor track del álbum.
Jugando con estos sonidos y pocos más han conseguido un tema realmente adictivo e incluso bailable.



Fuera de estos tres cortes, lo demás es tan mediocre (por no calificarlo con palabras peores) que no merece ni el más mínimo comentario. Incluso hay temas (The Salmon Dance) que uno se pregunta si no serán una tomadura de pelo, o incluso un insulto a sus seguidores.



Sin saber qué nos depararán próximamente, y perdiendo casi toda esperanza en los Chemical Brothers, nos quedamos con Saturate. El mejor track de We are the night.



RELATED LINKS:
The Chemical Brothers